652 96 73 05 info@enclavedeson.es

Bailar es una de las actividades más completas, ya que por una parte disfrutamos de una magnífica diversión, a la vez que practicamos ejercicio físico y también liberamos mucho nuestra mente, dejando de lado el estrés. Pero ya sabemos que muchas veces se intenta pero no nos llegamos a poner en marcha para empezar, de manera que desde nuestra escuela de baile, vamos a estudiar las principales excusas por las que no empezar a bailar.

La falta de tiempo, una de las excusas por las que no empezar a bailar más habituales

Esta es la excusa por excelencia, no sólo para no empezar a bailar, sino para no hacer gran parte de esas cosas que nos proponemos en nuestra vida y acabamos dejando de lado.

Lo cierto es que sí hay tiempo para todo, pero por supuesto existen prioridades, de manera que debemos estudiar si nuestra felicidad y nuestra salud es una de ellas.

Estoy solo y no tengo con quién ir

Eso no es problema alguno, ya que precisamente, una de las bondades de apuntarnos a bailar es el hecho de que vamos a conocer mucha gente nueva.

En cuanto hagamos un par de clases, veremos que enseguida nos hacemos una parte imprescindible del grupo y entraremos a formar parte de ese equipo para muchos años.

Bailo muy mal y no creo que pueda aprender nunca

Para eso son precisamente las clases, para aprender a bailar.

Nadie nace sabiendo, y todos tenemos mayor o menor disposición a las cosas, pero no existe absolutamente nadie que no pueda aprender a bailar.

Quizás necesites un poco más de tiempo, pero te divertirás y, dentro de unos meses, esta sensación ya la habrás olvidado por completo.

Si tengo que bailar con desconocidos, me da vergüenza

A todos nos ocurre que nos cuesta mantener un contacto físico con personas a las que no conocemos.

Pero recuerda que ese desconocido de hoy, será tu amigo mañana, así que déjalo de lado, aclimátate y descubre un mundo nuevo y fantástico.

No dispongo de dinero para dar clases de baile

Gracias a los bonos y a la estupenda popularidad del baile, eso no es problema, ya que podemos dar clases de baile por un precio que es un regalo.

Estoy desmotivado y seguro que no me gusta

Si estás desmotivado, lo que tienes que hacer es romper con esa mala racha que te mantiene tan sedentario.

Empezar a bailar te motivará, abrirá las puertas a una nueva vida, y disfrutarás desde el primer día, así que pierde el miedo y únete a una de las mejores actividades que se pueden practicar.

Como podéis ver, excusas existen tantas o más de las que podamos imaginar, pero cada una de ellas se basa en que no nos ponemos en marcha, y las utilizamos para excusarnos, pero recordad que así nunca nos lanzaremos, y con el paso del tiempo nos daremos cuenta de que no hemos hecho cosas que nos hubiesen encantado.

Call Now Button