652 96 73 05 info@enclavedeson.es

No es lo mismo moverse al son de una bachata que bailar una bachata sensual. Antes de lanzarnos a la pista para practicar los movimientos que harán que esa pieza de baile sea más sugestiva, es necesario que tengamos en cuenta qué factores aportan sensualidad a nuestros movimientos, las partes del cuerpo con mayor protagonismo o en la pareja, en quien recaerá la atención y quién dirigirá los pasos desde un segundo plano.

 

Así se baila una bachata sensual

Antes de comenzar con esta variante de bachata debemos controlar un poco los pasos iniciales que se bailan a cuatro tiempos siguiendo el compás de la música y añadiendo a las caderas ese movimiento tan característico.

Una vez controlemos y coordinemos los pasos, el siguiente nivel es añadir la nota sensual a cada movimiento que hagamos, y en este caso deberá ser la mujer, o quien sea “dirigido”, en quien recaerá el mayor protagonismo y por lo tanto, quien tenga que perfeccionar la provocación en sus movimientos.

Por lo general, es sencillo comenzar el baile con un paso básico para después ir in crescendo, así el hombre o “el que dirige” puede empezar con un básico a la izquierda y su pareja seguirle con el correspondiente pie derecho. A partir de ahí, hay que centrarse en el contorneo del cuerpo.

Por lo tanto, prestaremos atención al pecho, estómago y pelvis y comenzaremos con movimientos hacia adelante y atrás, formando una onda en donde la pareja debe ayudar a remarcar esos movimientos con pasos naturales sin perder el ritmo.

Los giros también son fundamentales para bailar una bachata sensual, de esta manera los giros básicos pasando por debajo del brazo del que dirige, los dobles e incluso los medios giros en donde la mujer queda de espaldas al hombre potenciarán el aspecto visual del baile. En todos estos movimientos, el contoneo de las caderas deberá ser sugerente y armonioso.

Aunque el hombre quede relevado en un segundo plano, de él depende que los pasos de la mujer sean ejecutados con soltura y seguridad, ya que de otro modo el tono sensual del baile desaparece, por lo tanto él mueve los hilos para una perfecta ejecución.

 

Como mejor se aprende es practicando, así que ahora es el momento de ensayar en una pista de baile o apuntarnos a clases para mejorar la técnica y conseguir que nuestras bachatas sean más sensuales que nunca.

Call Now Button